Bendición Sacerdotal

¡Yahwéh te bendiga y te guarde! ¡Yahwéh te muestre su rostro radiante y tenga piedad de ti! ¡Yahwéh te muestre su rostro y te conceda la paz! Así invocarán mi Nombre sobre los israelitas, y yo los bendeciré. Números 6:24-27

Dios juzga con justo juicio

Nos enseña que todas las acciones del ser humano trascienden y que: Dios retribuye al hombre de acuerdo a sus acciones: Premia por el bien y castiga por el mal. Una acción buena no cubre por otra mala, ni viceversa. Tanto el premio como el castigo se dan en el Mundo Venidero que es completamente espiritual. Este mundo en el que vivimos es un mundo de prueba para, mediante la obediencia a Dios, lograr llegar a estar cerca de El eternamente en el Mundo Venidero que es el mayor placer al que puede aspirar un ser humano. Ningún placer y ninguna satisfacción de este mundo puede retribuir siquiera por una sola buena acción, pues los placeres terrenales nunca son eternos. Aun así, Dios promete en la Torá que asistirá a quienes observan la Torá, para que puedan seguir observándola. Aun cuando los profetas pudieron percibir algo de lo que sucederá cuando venga el Mesías, ninguno pudo observar en su profecía alguna de las características del Mundo Venidero.
 
Powered By Blogger © 2009 | Best View: Firefox