Bendición Sacerdotal

¡Yahwéh te bendiga y te guarde! ¡Yahwéh te muestre su rostro radiante y tenga piedad de ti! ¡Yahwéh te muestre su rostro y te conceda la paz! Así invocarán mi Nombre sobre los israelitas, y yo los bendeciré. Números 6:24-27

Purim


Antes de Pésaj (Pascua) viene Purim, una fiesta establecida por los jueces de Israel para santificar la gran victoria que el Eterno concedió a Israel en la tierra de los caldeos, durante el reino de los medos y los persas.
Purim, aunque no es una fiesta mayor por no haber sido dada originariamente por medio de Moshé, reviste una importancia histórica muy grande pues revela la manera cómo el Eterno puede cambiar el curso de la historia cuando encuentra hombres y mujeres que se ponen en la brecha y buscan su rostro y oran y afligen sus almas como ordenó Esther y Mardoqueo en sus días.
Hay varias cosas que debemos recordar para estos días de Purim:

A. Ayuno de Ester

Primero, el Ayuno de Ester, el día 13 del décimo mes desde la salida del sol hasta su ocaso. Es un día de trabajo aquí en el exilio, pero cada cual hará todo lo posible por dedicarse el máximo del tiempo posible a la oración y el ayuno.
¿Cuál es el propósito de este Ayuno de Ester? Que el Eterno, por los méritos de Mashiaj, cambie, destruya y elimine todo decreto maligno levantado contra nuestro pueblo Israel, nuestra santa ciudad, Yerushalayim, nuestras comunidades, nuestras familias, nuestros líderes, nuestros niños.
Tal vez no puedas descansar de tus labores debido al factor Galut donde nos encontramos, pero harás lo mejor posible, lo que mejor esté en tus manos para dedicar el decimotercer día de Vedar a la oración y el ayuno.

B. Lecturas

Las Lecturas Apropiadas para el servicio del Bet Keneset, recordando las aliyot y las lecturas respectivas.

C. Celebración

El 14 y el 15 del mes duodécimo, que corresponde al 21 y 22 de marzo (en el año 2008) del calendario secular, es Purim para nosotros en el exilio.
Es un tiempo para intercambiar regalos, cenas, danzas, de celebración en los hogares, de invitados a nuestras casas, de ropas nuevas para nuestros hijos y esposas. Para destacar la fidelidad del Eterno, Su gran amor y misericordia y cómo él va cumpliendo Su propósito con nuestro pueblo. Es un tiempo para que nuestros niños y jóvenes tomen un personaje bíblico y lo caractericen: Moshé, Aarón, Yohoshua, David, Yirmiyahu, Eliyahu, Yesiyahu, Yezquiel, Shaul, Ezra, etc.
Las mujeres pueden caracterizar a Sarah, Rahel, Rivkah, Lea, Nahomi, Ruth, Hulda, Miriam, Yojeved, Dina, etc. Se seleccionan algunos hermanos para que expliquen por qué han seleccionado esos personajes y par dejar algunas palabras de exhortación y desafío por medio del ejemplo de la vida de estos hijos de Israel.
Que haya abundancia de pan y fruto de la vid, y danza y expectación y gozo. Por supuesto, evitando la falsa enseñanza que hay que beber hasta emborracharse y no saber distinguir entre Mardoqueo y Hamán.

D. Los Niños

Esta fiesta es una magnífica ocasión para enseñar a nuestros niños las grandes lecciones de nuestra religión: la fe inquebrantable de nuestros profetas y de nuestros mayores, cómo el Eterno escucha la oración y responde a nuestro ruego. Cuán importante es el ayuno en días de crisis como una herramienta para abrir nuestra capacidad de fe para ver los milagros de HaShem en nuestras vidas. Cómo el Eterno interviene en los momentos más críticos y transforma una aparente situación de aniquilación total en un banquete de gozo y gratitud.

E. La Redención del Mundo

Purim no es solamente un tiempo de celebración para nosotros como pueblo, es también una ocasión para que muchos que no tienen nuestra fe ni pactos ni promesas, ni esperanza, puedan disfrutarla. Recuerden cuántos medas y persas, al ver las cosas que el Eterno hizo por y en medio de nuestro cautiverio, llegaron a la convicción que el Elohim de Israel era el verdadero Elohim y muchos, muchísimos se convertían de sus malos caminos, abandonaban la idolatría y se hacían prosélitos.
Esto nos enseña que donde quiera que el Eterno mueve su mano con nuestro pueblo, una gran bendición alcanza también al mundo. Esto es así porque somos la nación sacerdotal, somos un reino de reyes y sacerdotes y gente santa con una misión específica: ser luz de HaShem para el mundo. Por tanto, debemos aprovechar estos días de Purim para invitar a tantos no judíos como podamos para que a ellos también, por los méritos de Mashíaj, les sean concedidos el gozo y el honor de ser llamados hijos de Elohim, y coherederos de la promesa, juntamente con nuestro pueblo Israel.

F. Cosas para Recordar en Purim

El medio Shekel - Majatsit Hashékel: En la época del Bet Hamikdash, cada persona de Israel debía traer Majatsit Hashékel (mitad de una moneda que pesaba 19,20 gramos de plata), para adquirir con este dinero los Korbanot (animales para sacrificar). Hoy también se acostumbra donar el dinero correspondiente al valor de 9,60 gramos de plata (Majatsit Hashékel) antes de Purim para los necesitados. (Shulján Aruj, Ramá 694:1; Kaf Hajaim 20).

G. Guardando la Fiesta

1. Lectura del Rollo de Esther (Meguilát Ester): Se debe prestar suma atención a la lectura de la Meguilá, dado que si se ignora una frase, se salta un renglón e incluso se deja tan solo de oír una palabra, no se cumple con la obligación de la Meguilá (Vea Berurá 690, Mishnáh 5). Es importante entonces prestar atención a cada palabra y a cada frase y recibir la bendición que viene por el oír la palabra, esto es la fe, como ha sido dicho: "Así la fe viene por el oír y por el oír la Palabra de Elohim".
Las mujeres al igual que los hombres tienen la obligación de leer o escuchar la Meguilá el día de Purim, una vez a la noche y otra vez por la mañana. En caso de que el esposo haya leído o escuchado la Meguilá en el Bet Keneset, y la reitera en su casa para que la escuche su esposa, no está obligado a recibir las bendiciones previas que se hicieron en la comunidad, para no dar a la casa el status o nivel de Bet Keneset. (Vea Shulján Aruj – Sobre Purim).
2. Envío de Comida (Mishlóaj Manot): Se acostumbra en las comunidades compartir la comida, al menos una comida caliente a una persona que lo necesite. Se invita a alguien a casa a comerla, se cumple la mitzvah.
3. Envío de Regalos a los Pobres (Matanot Laebionim): En Purim, enviamos alimentos, regalos y tzedaká a los pobres. También la bendición de la Torah. Seleccione dos personas o familias pobres de la comunidad y envíele algún regalo o dinero en efectivo o un bono con el cual puedan comprar algo. Pero hágalo dignamente, con privacidad, sin ofender al que recibe no sea que el Eterno, para que aprendas la lección, te coloque en necesidad para que aprendas que es mejor dar que recibir."No sepa tu mano izquierda lo que hace la derecha".
Debes dar generosamente, sin verificar si el receptor lo usará bien o mal, si lo tomará apropiadamente o inapropiadamente. Al que te pida, dale. En Purim, es ocasión oportuna para expresar al Eterno nuestra gratitud por cambiar un mal decreto en una bendición, un río de lágrimas en fuente de gozo, un lamento en danza.
4. Banqueje de Gratitud (Seudat Purim): La cuarta Mitsvá especial que se deben realizar en Purim es el Banquete de Gratitud, para agradecer al Eterno la preservación de la simiente de David que estaba en peligro de extinción por el nefasto decreto de Hamán. Cada familia deberá realizar el mejor banquete posible, según el Eterno le haya bendecido. Varias familias pueden unirse para la ocasión.
5. Bebidas Alcohólicas: Están prohibidas en nuestra Movimiento. Es una falsa halajah, venida de la Casa de Shamai, que para festejar la salvación del pueblo de Israel uno debe beber bebidas alcohólicas a tal grado de intoxicarse y no saber distinguir entre Haman y Mardoqueo. (Ramá 695:1; Kaf Hajaim 695:4). Este decreto es contrario a la Toráh y no deberá ser seguido en nuestras comunidades. "No os embriaguéis con vino en lo cual hay disolución, antes bien, sed llenos de la Ruaj Hakodesh".
De esta Mishnáh aprendemos que cuando nos llenamos de vino y bebidas alcohólicas, entramos en el camino de la disolución; pero cuando nos llenamos del espíritu de Mashiaj, entramos en el camino de la prudencia, el decoro, el buen nombre, lo honesto, lo digno, lo sobrio, lo medido, lo que tiene dominio propio. Recordad que todo nos es lícito, pero no todo conviene ni todo edifica. Quitemos esta mala halajah de nuestro pueblo Israel. Nosotros tenemos una comida y una bebida que no conocen todavía los que continúan ignorando a nuestro Mashíaj, Sus Emisarios y Sus Decretos, que son Mishnáh en nuestras comunidades. Se recomienda que la comida de Purim tenga lugar a la luz del día aunque el tiempo de celebración puede extenderse hasta más allá de la caída de la noche.
6. Liturgia: Es costumbre confesar Amidah, excluyendo la maldición contra los minim, que incluyó una falsa acusación contra los talmidim de nuestro Rebe, por la influencia del Concilio de Yavneh, luego de la destrucción del Templo en el 70 d.M. Se recomienda incluir la Amidá LeMashiaj como fue registrado por Matiyahu 6.
Si hay el quórum apropiado, confesar el Birkat Hamazón aun cuando haya llegado la noche, pues por Eruv, es considerado una extensión.
7. Caracterizaciones (Disfraces): Deberán ser de personajes bíblicos que inspiren el temor a HaShem, el servicio, la integridad, la fe, las buenas obras, la piedad y la vida de santidad. Cada uno tendrá luego la ocasión de explicar por qué ha recreado ese personaje y qué debemos evitar de él y qué imitar. Disfraces de personajes mundanos o seculares, están prohibidos. No deje que sus niños o sus nietos se vistan de Batman o Superman, sino de Moshé, de Avraham, de David, de nuestros jueces y profetas de verdad. Es a ellos a quienes debemos imitar.

H. Berajot -Bendiciones


  • Baruj atá Adonai Elohenu Melej haolam asher kideshanu bemitzvotav vetzivanu al mikrá Meguilá.
    (
    Bendito eres Tú, Soberano nuestro, Rey del Universo, que nos santificaste con Tus preceptos y nos encomendaste la lectura de la Meguilá)

  • Baruj atá Adonai Elohenu melej Haolam sheasá nisim la Avootenu vaiamim hahem vezeman hazé.
    (
    Bendito eres Tú, Soberano nuestro, Rey del Universo, que obraste milagros para nuestros padres en aquel tiempo, en esta época)

  • Baruj atá Adonai Elohenu melej Haolam shehejianu vekiemanu vehigianu lazman hazé.
    (
    Bendito eres Tú, Soberano nuestro, Rey del Universo, que nos preservaste la vida, nos conservaste y nos permitiste llegar a este tiempo)
Luego de la Lectura se confiesa:

  • Baruj atá Adonai Elohenu melej Haolam arab et ribenu veadan et dinenu veanokem et nikmatenu veam el shalem guemul lejol oiebe nafshenu, veanifrá lanu mitzarenu. Baruj atá Adonai anifra leamo Israel mikol tzarehem, a-el amoshiá.
    (
    Bendito eres Tú, Soberano nuestro, Rey del Universo, que defiendes nuestra causa, juzgas nuestro juicio, te vengas por nosotros, pagas su merecido a todos los enemigos de nuestras almas y te cobras de nuestros adversarios. Bendito eres Tú, oh Eterno, nuestro Soberano, nuestro Salvador, que castiga a los enemigos de Tu pueblo Israel)
E inmediatamente, se dice tres veces...

  • Ozav Hamán, Baruj Mordejai, ozevet zeresh, Berujá Esther, ozevim Arshaim , Berujim Kol Israel, vegam Jarvona zajur letov.
    (
    Quitado sea Hamán; Bendito sea Mordejai; dejada Zeresh; Bendita Esther. Quitados sean todos los malvados. Bendito sea todo Israel; y también Jarvoná sea recordado para bien)

I. Los Personajes en el Rollo

Los principales hombres y mujeres de la Meguilá son los siguientes:
Ajashverosh: Rey de 127 provincias que gobernaba desde Susa (Shushán), una importante ciudad persa. Ajashverosh impidió que los judíos reconstruyeran la ciudad de Jerusalem. Este rey no provenía de ninguna familia real; por el contrario, había sido guardador de la caballeriza real.
La Reina Vasty: Hija del anterior rey Beltzazar, hijo a su vez de Nabonido. Vasty, siendo muy joven, cuando el palacio fue invadido por Ciro, pudo huir y evitar ser asesinada juntamente con su familia que pereció en la toma de la ciudad de Babilonia. Esta mujer era reconocida y admirada por su belleza. Bajo la influencia de la moralidad judía, prefirió ser quitada de la silla real antes de exponer su cuerpo a los ojos de los extraños. Según una antigua tradición, luego de ser depuesta de su posición real, hizo su conversión al Judaísmo.
Hamán: Ministro del rey Ajashverosh. Este hombre tenía un collar que contenía un símbolo que representada un demonio, su ídolo favorito. Para darle honor a su ídolo, obligaba que todos se inclinaran delante de él como su representante. La oposición de Mardoqueo no era por falta de respeto a su posición, sino por la idolatría que implicaba tal acto. Hamán se enfureció cuando Mordejai el Judío se opuso a hacerle reverencia a su dios, y ordenó construir una horca para colgar a Mordejai. Hamán también convenció al rey Ajashverosh de que los judíos eran malos para su reinado, y por lo tanto deberían ser borrados de su realidad.
Mordejai: Era un judío de la tribu de Benyamin. Esto significa que era hijo de mujer judía pero de padre benjamita. Su nombre original era Meir, pero luego se adaptó al persa como. Mordejai. Se opuso a hacerle reverencias a Haman así como ya lo había hecho con Eisav. Meir ben Ahor (Mordejai) era descendiente de Shaul, primer rey Judío, quien había perdido el trono años atrás. Meir fue un miembro del Bet Din (la corte rabínica) en Jerusalem hasta ser exiliado por Nabucodonosor. Se dice que conocía setenta idiomas, es decir, era muy versado en otras lenguas, de ahí su nombre que refleja cierto tipo de asimilación. Fue considerado un gran líder de su generación, aunque no alcanzó el status de profeta como Ezequiel o el don de la profecía como Daniel, sí fue considerado un Jajam y un buen juez y pastor de Israel.
Hadasa - Esther: Contrariamente a la opinión popular, Esther no era la sobrina de Mordejai, sino su prima, hija de un tío de Meir. Era huérfana y Mordejai la adoptó como hija y la crío en su casa y le dio un estudio muy especial en el Judaísmo, como es el caso con este tipo de adopciones, pues sería la mejor riqueza de la niña. Era esbelta, inteligente, educada y de hermoso rostro. Según la tradición, Hadasa tenía la belleza de Sarah, la humildad de Leah y la ternura en los ojos de Rahel. Esther fue elegida para ser la sucesora de Vasty. Ya como reina, si bien ocultaba su identidad como judía por miedo, nunca probó la comida trefa del palacio así como tampoco nunca violó las leyes del Shabat. Más adelante Esther tuvo que abandonar su secreto y contar al rey Ajashverosh sobre su verdadera identidad para poder salvar al pueblo judío que corría serios riesgos por las malas influencias que ejercía Hamán en la corte real. Ajashverosh tomó muy bien la noticia y además notó que Esther tenía sangre real heredada de Shaul el Rey y milagrosamente, el Eterno le dio un corazón a favor de los judíos por la influencia de su esposa, la judía héroe del libro, juntamente con su primo y padre adoptivo.
Cortesía de http://baruxhaba.com
 
Powered By Blogger © 2009 | Best View: Firefox